Seleccionar página

¿Sabías que puedes mejorar tu productividad si duermes bien?

Según un estudio realizado por la Universidad de Cambridge, dormir menos de 6 horas al día reduce la eficiencia en el trabajo. En términos generales, lo más aconsejable es dormir entre 7 y 9 horas al día, nunca menos de 6 horas ni más de 10-11 horas.

No disponer de las horas de sueño adecuadas tiene un impacto directo en cómo nos sentimos ya que cuando dormimos, alcanzamos un estado de relajación física y mental que nos permite recobrar nuestro nivel de energía para poder seguir realizando nuestras actividades de forma óptima.

Existen tres consecuencias negativas en la productividad laboral que están directamente relacionadas con la falta de sueño:

  1. Ambiente laboral tenso: la irritabilidad que produce no dormir bien contribuye a generar un espacio poco agradable entre los colaboradores de una empresa cuando las personas reaccionan con temperamentos distintos al suyo.
  2. Mayor incidencia de accidentes laborales: no dormir el tiempo suficiente, nos vuelve menos precisos y hace que actuemos de manera más lenta. Este aspecto es sumamente importante para aquellas personas que utilizan maquinaria o realizan actividades que implican algún tipo de riesgo.
  3. Retrasos y acumulación de tareas: el cansancio que se acumula por no dormir correctamente dificulta el aprendizaje, la resolución de problemas y la capacidad de crear, dando lugar a la acumulación de pendientes por realizar al día, llegando a sentir que al día le faltan horas.

Para evitar estos efectos negativos, es necesario e importante prestar atención a las horas que dedicamos a dormir y a la calidad del sueño ya que cuando dormimos, se activan procesos que ayudan al correcto funcionamiento del organismo y especialmente del cerebro.

Serotonina y sueño

La serotonina, comúnmente llamada la “hormona de la felicidad”, es un neurotransmisor. Los neurotransmisores son mensajeros químicos que estimulan o inhiben los estados emocionales, la respuesta al dolor y el ciclo sueño-vigilia.

Los niveles bajos de serotonina se han asociado con una amplia variedad de trastornos emocionales y del comportamiento que incluyen la depresión y la ansiedad, pero tener niveles bajos de esta sustancia también puede interferir con el sueño nocturno e incluso causar trastornos del sueño como el insomnio. El estrés es una de las causas más comunes de niveles bajos de serotonina y esto causa una cascada de eventos: insomnio, depresión, fatiga diurna, ansiedad que a su vez causa problemas de sueño.

Como mantener niveles adecuados de serotonina para dormir mejor

  • Ejercicio. Como siempre, la práctica de ejercicio físico juega un papel importante en la salud, porque además de ayudar a mantener un peso adecuado, hacer ejercicio diario es una de las formas más efectivas de producir serotonina.
  • Meditación. Un análisis neurocientífico de la Universidad de California evidencia cómo la meditación cambia el cerebro en 8 semanas, destacando un efecto en particular que es el más interesante y que se relaciona con la estimulación del hipotálamo y del sistema límbico. Estos son los encargados de procesar nuestras emociones. Además, son los responsables de la producción de serotonina y de endorfinas.
  • Alimentación. En realidad, no existen alimentos ricos en serotonina, o que contengan serotonina. El aminoácido triptófano es el precursor del neurotransmisor serotonina, por ello, consumiendo alimentos ricos en triptófano, garantizamos la producción de serotonina. Los efectos del triptófano dependen de la presencia de magnesio, vitamina C, vitaminas del grupo B (B1, B6, B9 y B12), calcio y zinc ya que estos elementos favorecen la conversión de triptófano a serotonina.

10 alimentos que aportan serotonina

  1. Pescado azul
  2. Carne
  3. Huevos
  4. Lácteos
  5. Legumbres
  6. Cereales integrales
  7. Frutos secos y semillas
  8. Fruta de temporada
  9. Verdura de temporada
  10. Chocolate negro

Y recordamos estos dos consejos básicos para mejorar la calidad de tu sueño:

  • Establece un horario para ir a dormir y para levantarte.
  • Trata de relajarte antes de ir a dormir.

¡Aumenta tu productividad y creatividad mejorando tus hábitos de sueño!

Pin It on Pinterest

Share This