Seleccionar página

¿Sabías que la actividad física regular mejora nuestro estado funcional y calidad de vida?

Desde 1896, con motivo de las primeras Olimpiadas, cada 6 de abril celebramos el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz.

El deporte se relaciona con el desarrollo y la paz ya que sin duda es un elemento importante para crear un entorno donde prevalezca la tolerancia, la solidaridad, la cooperación, la inclusión y la salud, ya que con su práctica se potencian valores como el trabajo en equipo, respeto al adversario, el cumplimiento de reglas, la justicia y la convivencia.

La celebración de este día es una oportunidad para reconocer el papel que el deporte y la actividad física desempeñan en las comunidades y las vidas de las personas en todo el mundo.

¿Cuál es la diferencia entre actividad física, deporte y ejercicio físico?

Aunque en las conversaciones cotidianas se suelen utilizar los tres términos, según la Fundación Española del Corazón (FEC) estos conceptos no son lo mismo ni son equivalentes. Esta es la definición que dan para cada uno de ellos:

  • Actividad física: cualquier movimiento corporal que se produzca por la contracción de los músculos esqueléticos y que produzca aumentos sustanciales en el consumo de energía del cuerpo con respecto a estar en reposo.  Por ejemplo, hacer la compra, limpiar o subir las escaleras.
  • Ejercicio: es un tipo de actividad física planeada y estructurada, con una preparación anterior, que consiste en repetir determinados movimientos con el objetivo de mejorar o mantener alguno de los componentes de la aptitud física. Las más comunes y populares son caminar, correr, hacer musculación o nadar.
  • Deporte: El deporte se distingue de los dos anteriores por ser una forma de actividad física sujeta a reglas o normas concretas, como por ejemplo el fútbol o el baloncesto. Generalmente su práctica requerirá entrenamiento o un programa de ejercicio físico específico.

Estar en movimiento

Es necesario moverse y de forma frecuente para romper el sedentarismo. Pero no se trata de correr muchos kilómetros, quemar numerosas calorías o ser el que más peso levanta del gimnasio. Lo importante es que en la medida de lo posible nuestro cuerpo se mueva.

Se recomienda hacer ejercicio entre una y dos horas al día al menos tres o cuatro días por semana, adaptado a la edad y condiciones de salud de cada persona, y que esto vaya acompañado de unos hábitos que huyan del sedentarismo.

Si no llevas una vida activa, lo ideal es comenzar realizando pequeñas cantidades de actividad física e ir incrementando gradualmente su duración, frecuencia e intensidad. Volviéndonos más activos de forma relativamente simple, podemos alcanzar fácilmente los niveles de actividad física recomendados.

Razones por las que movernos más

La actividad física regular de intensidad moderada como caminar, ir en bicicleta o practicar algún deporte tiene muchos beneficios para la salud.

Destacamos tres motivos por los que es importante moverse:

  1. Por salud. Cuando hablamos de salud, no sólo nos referimos a la salud corporal en cuanto a cómo se mueve el cuerpo, sino también a los beneficios que la actividad física aporta a la salud de nuestras articulaciones, a nuestro aparato circulatorio, a estimular la salud hormonal que regula mucho el movimiento, o incluso a una mejor digestión o capacidad respiratoria.
  2. Para no atrofiarnos.También el movimiento tiene beneficios a nivel de proporcionar más capacidades físicas a la hora de hacer frente a las exigencias del día a día, de manera que éstas no nos supongan esfuerzo físico cada vez mayor o nos generen cansancio.
  3. Para mejorar nuestra capacidad cognitiva. El ejercicio físico aumenta la capacidad cognitiva y favorece la formación de neuronas nuevas. Existen evidencias científicas de cómo el ejercicio físico y deportivo moldea el cerebro humano, así como de los efectos beneficiosos del ejercicio sobre la cognición, el estado de ánimo y la salud cerebral a cualquier edad.

Nuestro cuerpo agradecerá llevar un estilo de vida saludable que incluya la práctica de ejercicio físico, dependiendo de la edad y perfil de cada uno.

Pin It on Pinterest

Share This