Seleccionar página

¿Tus hábitos te acercan a la salud o a la enfermedad?

El tiempo de reflexión obligado que nos ha facilitado el coronavirus se ha convertido en una buena oportunidad para replantearnos varias áreas de nuestra vida.

Al inicio cuando se hablaba del virus se solía decir que las personas sanas podrían gestionarlo como una gripe sin necesidad de ingreso, mucha gente empezó a mirarse para evaluar si era o no era una persona sana para poder calmar sus pensamientos ante tanta convulsión.

Como otra variable a analizar tenemos el impacto en la contaminación, en tan sólo una semana de confinamiento, circulando por la Ronda de Dalt de Barcelona se podía distinguir perfectamente el Tibidabo cuando hace nada estaba cubierto por la nube de la contaminación.

A raíz de todo lo anterior, a muchos les ha surgido la inquietud para reflexionar sobre sus hábitos bien por salud propia o bien por la salud ecológica.

Precisamente de ese concepto queremos hablar en este post: la ecología. Si vamos a wikipedia encontraremos la siguiente definición: La ecología es la rama de la biología que estudia las relaciones de los diferentes seres vivos entre sí y con su entorno. Estudia cómo estas interacciones entre los organismos y su ambiente afectan a propiedades como la distribución o la abundancia. 

El objetivo de este post es aportar un valor añadido a tu reflexión: por cada nuevo hábito que quieras eliminar e incorporar pregúntate: ¿este hábito es bueno para el entorno? Si la respuesta es sí, pregúntate ¿este hábito es bueno para mí?.

Si decido comer más vegetales y fruta reduciendo los procesados: ¿es bueno para el entorno y para mí?.

Si decido dejar de fumar: ¿es bueno para el entorno y para mí?.

Si decido salir a correr a la playa: ¿es bueno para el entorno y para mí?.

Te darás cuenta que lo que es bueno para el entorno es bueno para uno mismo, porque todos somos 1. 

El coronavirus ha sido el manifiesto de la ecología reclamando a voces un equilibrio y un respiro.

Pin It on Pinterest

Share This