Seleccionar página

¿Qué es el Employer Branding y por qué está ganando cada vez más importancia?

Todos hemos oído hablar del Employer Branding, un anglicismo que últimamente está en boca de todos y que va ganando cada vez más importancia. Pero ¿sabemos lo que realmente significa y lo que engloba este término?

El Employer Branding, dicho en otras palabras, es la imagen que tiene una compañía no sólo hacia sus clientes sino también hacia sus propios empleados y, sobre todo, la imagen que perciben sus posibles candidatos. Tal es su importancia para las empresas que, según el estudio “2020 Outlook: The Future Of Employer Branding” de Universum, hasta un 62% de ellas lo considera como una prioridad empresarial.

Actualmente, para competir con éxito es necesario identificar, captar y retener a los mejores profesionales. En este contexto, para las empresas tan importante es ser, como transmitir lo que se es.

Qué es el Employer Branding

También conocido como Marca Empleadora en español, es un concepto que hace referencia a la imagen que proyecta una organización en su calidad de entidad empleadora. Esta percepción es, de hecho, la suma de la reputación de cualquier empresa entre sus trabajadores actuales y entre los candidatos potenciales.

Es una estrategia a largo plazo para ser reconocidos como un empleador de referencia, con el objetivo de ganar la guerra por el talento. Va de adentro hacia afuera, obligando a las empresas a definir claramente el papel que juegan los empleados en su organización, para que éstos se sientan implicados y fidelizados, así como la imagen que quiere transmitir hacia los futuros empleados.

Por tanto, el Employer Branding tiene objetivos tanto a nivel interno como a nivel externo:

  • Nivel interno: fidelización y motivación de empleados
  • Nivel externo: atracción del talento

Importancia del Employer Branding

La reputación de las empresas como entorno positivo y eficiente para trabajar está relacionada directamente con la captación y fidelización del mejor talento.

Dada la creciente competitividad, en lo que se refiere a la persuasión y fidelización de empleados altamente cualificados por parte de las empresas, el Employer Branding cobra cada vez mayor protagonismo como una manera eficaz de optimizar la calidad de contratación, disminuyendo a la vez los gastos que se derivan de la misma.

Los empleados son los mejores embajadores que una empresa puede tener, porque si se sienten a gusto en una empresa, transmitirán los valores de la marca hacia fuera, hacia los clientes, pero también hacia el resto de la organización y sus amigos y familiares. Se sentirán más involucrados, estarán más motivados y serán más productivos en el día a día.

Los esenciales

Para crear una buena estrategia de Employer Branding señalamos 5 conceptos básicos que es importante tener en cuenta:

  1. Honestidad y transparencia. La empresa debe mostrar sus verdaderos valores, su forma de trabajar y cómo trata al talento. El Employer Branding no consiste en vender humo a los candidatos potenciales.
  2. Las personas siempre primero. Las personas son el recurso más importante de una empresa. Para construir una buena estrategia hay que saber qué es lo que busca el talento para crear una propuesta de valor atractiva.
  3. Los empleados son los mejores embajadores. Hay que darles voz porque ellos conocen perfectamente la cultura de la empresa, cómo es trabajar en ella y los beneficios que le ofrece.
  4. Uso inteligente de los perfiles en redes sociales. Bien gestionadas, las redes sociales son un excelente canal de comunicación.
  5. Involucra a toda la empresa. El Employer Branding no es sólo cosa de Recursos Humanos. Todos deben sentirse involucrados, por lo que hay que poner en práctica políticas de fidelización que incluyan alicientes y ventajas interesantes que contribuyan a que la captación y fidelización de talento sea muy elevada.

El Employer Branding es una de las estrategias más potentes para atraer y retener el principal activo de las empresas: el talento

Pin It on Pinterest

Share This