Seleccionar página

¿Sabes cómo puedes contribuir a respirar un aire más sano?

La directora de Programas Responsables de la Calidad del Aire en el Centro Europeo para el Medio Ambiente y la Salud (ECEH, por sus siglas en inglés) de la OMS, Dorota Jarosinska, advierte de que la contaminación del aire “afecta a todos”. “Es la segunda causa principal de muerte por enfermedades no transmisibles (ENT) después del tabaquismo. En 2016, más de 550.000 muertes en Europa se atribuyeron a los efectos conjuntos de la contaminación atmosférica doméstica y ambiental (o exterior)”. En concreto, apunta que en los niños podría incluir la reducción del crecimiento y la función pulmonar, infecciones respiratorias y asma agravada. En los adultos, la cardiopatía isquémica y el accidente cerebrovascular son las causas más comunes de muerte prematura atribuibles a la contaminación del aire. También están surgiendo pruebas de otros efectos de la contaminación atmosférica, como la diabetes, los problemas de desarrollo neurológico en los niños y las afecciones neurodegenerativas en los adultos.

Como en todo lo que nos ocurre, somos responsables en una parte y, por ello, podemos contribuir a mejorarlo.

Uno de los pilares de nuestro Programa Milestones es la Actividad Física entendida como el movimiento del cuerpo ya sea en paseos, entrenos, running, bicicleta…Cada persona tiene su propia manera de disfrutar la actividad física. Pero todos tenemos una característica común: nos gusta conseguir y compartir los retos con otros. Por ello, nuestra APP permite monitorizar la actividad física individual y en grupo y saber cómo contribuimos al reto conjunto. Ir andando al trabajo, utilizar los descansos para caminar en grupo, organizar salidas en contacto con la naturaleza…son algunos de los retos que proponemos para movernos y mejorar el medioambiente.

Por ello, te proponemos:

  • Usar el transporte público siempre que puedas.
  • Organizar salidas por la montaña con amigos o compañeros de trabajo.
  • Apuntarte a una Liga de Futbol, Club de Running o Yoga.
  • Y, sobretodo, adapta tu alimentación a tu movimiento diario.

No queremos acabar sin antes recordar algunos de los beneficios que la actividad física nos aporta:

  • Bienestar emocional. Está demostrado que la actividad regular reduce el riesgo de padecer Alzheimer.
  • Nos ayuda a conservar la densidad ósea que se pierde a partir de los 30 años.
  • Aumenta el colesterol bueno, reduciendo el riesgo de cardiopatías.
  • Oxigena las células y mejora la apariencia de nuestra piel.
  • Reduce el riesgo de padecer cáncer.

El 20% de tu genética puede ser gobernado por el 80% de tu estilo de vida. Introduce rutinas saludables y mejora tu vida y ¡el mundo al que perteneces!

Pin It on Pinterest

Share This