Seleccionar página

¿Sabías que la actividad física favorece que nuestra piel esté más saludable?

El COVID-19 ha puesto de manifiesto que la prevención y el estilo de vida saludable puede protegernos y/o gestionar los virus de forma más leve.

Uno de los buenos hábitos a mantener es la actividad física que a través de la mayor oxigenación a nuestras células hace que nuestra piel luzca más saludable. No obstante, no es el único beneficio de mantener una actividad física constante y de todos ellos ellos hablaremos a lo largo de este artículo.

  1. Cerebro:
    Se ha comprobado que la actividad física respalda nuestro bienestar emocional: Reduce la ansiedad, la depresión y ayuda a gestionar el estrés. La actividad física también produce endorfinas, los químicos “sentirse bien”.  Mantener una actividad física diaria también puede ayudar a aumentar la capacidad de recordar y reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer. Por último, promueve pensamientos creativos como consecuencia de la liberación hormonal que tiene lugar durante la práctica.
  2. Pulmones: Para proporcionar a nuestro cuerpo el aumento de los niveles de oxígeno necesarios para mantener el ejercicio y eliminar el dióxido de carbono, nuestra respiración se vuelve más rápida y profunda. Mantener una actividad física regularmente ayuda al cuerpo a utilizar oxígeno y eliminar dióxido de carbono de manera más efectiva. A medida que los músculos pulmonares se fortalecen,aumenta la capacidad de oxígeno.
  3. Huesos: La actividad física regular, especialmente en los primeros 30 años de vida, ayuda a aumentar la densidad ósea. Después de los 30 años, la pérdida ósea puede ser inevitable, pero el ejercicio continuo, particularmente los ejercicios de fuerza, ayudan a retrasar y ralentizar este proceso. Los huesos se reestructuran constantemente a través de re-absorción y deposición. Estos procesos aseguran que nuestro sistema esquelético es más denso donde está más estresado, lo que ayuda a reducir el riesgo de lesiones.
  4. Músculos: El cuerpo contiene más de 200 pares de músculos. El movimiento ocurre cuando a nuestros músculos se les da la señal de contraerse permitiéndoles hacer todo, desde levantarse hasta correr un maratón. Al incrementar nuestra masa muscular, aumentamos el metabolismo acelerando la quema de grasa.
  5. Riñones: Los riñones trabajan para regular el equilibrio de agua y pH. Cuando nos ejercitamos, nuestros riñones producen menos orina: el anti-diurético del ejercicio.
  6. Otros beneficios:
      • Mayor longevidad.
      • Sistema inmune más fuerte.
      • Índice Masa Corporal (IMC) saludable.
      • Reducción riesgo de padecer cáncer.
      • Disminución del riesgo de diabetes y aumento de la sensibilidad a la insulina.
      • Bienestar sexual.
      • Mejora de la calidad del sueño.

¿A qué esperas para moverte? #keepmoving

Pin It on Pinterest

Share This