Seleccionar página

¿Es el dinero el aspecto más importante a la hora de decidir un trabajo?

Son muchas las investigaciones que correlacionan la satisfacción laboral y la motivación de los empleados con su mayor rendimiento y productividad. Como ejemplos podemos citar un informe de Wall Street Journal y Opener Institute for People que revela que los empleados felices están un 36% más motivados y son un 31% más eficientes, o el informe Productividad y empresa saludable de IESE Business School, que indica que la inversión en esta práctica de Recursos Humanos reduce un 26% el coste medio por empleado gracias a la reducción del absentismo, la productividad, el mayor compromiso de los empleados y la mejora del clima laboral.

En este sentido, los beneficios sociales se convierten en un medio efectivo para lograr plantillas satisfechas. Atrás ha quedado la idea de que el dinero es el aspecto más importante a la hora de escoger un trabajo. Y es que el salario emocional se ha convertido en un pilar fundamental en la gestión del talento en las empresas. Esto no significa que a las personas no se les deba pagar lo que merecen por su trabajo, sino que hay elementos adicionales que las empresas pueden ofrecer a sus empleados que, muchas veces, se valoran más que el propio sueldo.

Nos encontramos en un momento en el que el empleado quiere más. Su fidelidad y permanencia en la empresa no solo están determinadas por el sueldo. Además de dinero, también piden comodidad, bienestar, conciliación laboral… y todo esto se traduce en el concepto clave de salario emocional.

Nos referimos a una inversión donde las dos partes ganan. Con el salario emocional, el empleado obtiene una serie de ventajas y la empresa también lo hace. Los empleados son los mejores embajadores de una empresa. Los empleados que explican vivencias, experiencias y características positivas de una empresa constituyen un factor clave de éxito, ya que la empresa consigue crear una serie de atributos como mejorar su imagen, incrementar la productividad y la motivación de sus trabajadores, mejorando sus resultados y el clima organizacional.

Los beneficios sociales y la clave del salario emocional

Los beneficios sociales que ofrecen las empresas a sus empleados forman parte de una retribución no económica complementaria a su sueldo que, cada vez más, supone un factor determinante en el momento de decantarse por una empresa y hasta decidir irse a otra.

Existen diferentes tipos de beneficios sociales. Es posible que los más jóvenes demanden descuentos en el gimnasio o en cualquier tipo de actividad, mientras que los trabajadores mayores opten por el seguro médico, el cheque guardería o el plan de jubilación. Tener este tipo de ventajas es un detalle diferencial para retener y atraer el mejor talento y tener contentos a los empleados.

Algunos ejemplos

  1. Descuentos en gimnasios. Disponer de opciones de entrenamiento y deporte cerca de la oficina es una opción que valorar para aquellos que aprovechan cualquier momento, ya sea a mitad de jornada o al finalizar, para practicar su deporte favorito. Por eso muchas empresas ofrecen bonos con descuentos para gimnasios próximos al lugar de trabajo.
  2. Seguro médico. El seguro médico para empresas es un beneficio social para los trabajadores de estas y no es precisamente uno cualquiera ya que, diversos estudios indican que representa uno de los más valorados por los empleados. Hay seguros que permiten introducir programas de prevención y mejora de la salud en un ámbito laboral, para tratar de minimizar problemas de salud que puedan surgir en el futuro. Facilitar el acceso a un seguro médico, ya sea financiándolo o consiguiéndolo en mejores condiciones para su plantilla y familiares, se percibe como que la empresa se está preocupando por la salud y el bienestar de sus empleados.
  3. Planes de jubilación. Los planes de jubilación y los planes de pensiones suponen un ahorro complementario a la jubilación. Forma parte de los incentivos que grandes compañías, como bancos, multinacionales, eléctricas… y también administraciones públicas ofrecen a su personal. La manutención pasada la edad de jubilación es uno de los temas que empiezan a preocupar a la plantilla que ya ha cumplido los 45 años.
  4. Ticket Restaurant. Entre las ventajas que tienen los Ticket Restaurant para los empleados se encuentra la de no tener que preocuparse de los gastos que debe destinar de su salario a su manutención diaria en horario laboral. Además, es muy práctico y rápido si en el entorno de la empresa hay locales que ofrecen el pago con este sistema. Por otro lado, al reducir la base imponible del sueldo del trabajador, se reduce también la cantidad de impuestos a pagar, por lo que cada mes el empleado puede recibir más dinero sin renunciar a nada.
  5. Ayudas a la educación. Con el objetivo de incrementar la productividad y fidelizar a sus trabajadores, algunas empresas desarrollan programas de apoyo a la educación de los hijos. Es una forma de ayudarlos en su vida personal ya que, cuanto mejor sea la esfera particular del empleado, más puede crecer su productividad.
  6. Ayudas al transporte. Las empresas pueden ofrecer la ayuda directamente a sus empleados o bien incluir el Ticket Transporte, con formato de tarjeta prepago, como retribución flexible aumentando el valor del salario neto.

En general, pagar parte del salario en beneficios sociales es una forma de incentivar y motivar a los empleados sin que ello suponga un coste inasumible para las empresas, algo a tener muy en cuenta en la situación actual.

Toda empresa que crea en el talento y quiera establecer una cultura corporativa positiva, debe tener en mente e implementar todos aquellos beneficios sociales que puedan mejorar la conciliación laboral y la motivación de sus empleados.

Pin It on Pinterest

Share This