Seleccionar página

¿Es posible comer de manera sana y equilibrada fuera de casa?

Cada día nos preocupamos más por llevar una alimentación sana y equilibrada, conscientes de que es fundamental para mantener un buen estado de salud y de bienestar.

Para ello, compramos adecuadamente y planificamos menús sabedores de que comer en casa nos permite hacer una mejor planificación, optar por alimentos de mayor calidad, elegir las recetas y gestionar las cantidades. Pero ¿Cómo hacemos cuando tenemos que realizar nuestras comidas fuera de casa?

Comer o cenar fuera de casa de manera ocasional no debe preocuparte. Pero si por motivos de trabajo comes fuera todos los días, resulta un tanto difícil llevar una dieta equilibrada.

Como norma general, intenta no llegar a la hora de la comida muerto de hambre. Procura realizar un tentempié saludable a media mañana, a base de fruta, frutos secos o un yogur natural sin azúcar.

A continuación, explicamos qué tener en cuenta en cada caso:

Si comes en restaurantes o cafeterías

  1. Opta por los platos más ligeros del menú o carta. Las ensaladas son siempre una buena opción de primer plato, ¡si no van cargadas de salsas, bacon frito o quesos grasos! Legumbres estofadas o un gazpacho también son una buena elección.
  2. A la hora de elegir el segundo plato, elige los cocinados más saludables, pescados o carnes magras a la plancha, con guarnición de verduras para acompañar o cereales integrales como un poco de arroz, quinoa o legumbres salteadas.
  3. Para beber, agua. Olvídate de beber refrescos o zumos. ¡El agua es salud!
  4. Ojo con la sobremesa. Evita los licores y opta por un café o una infusión.

Si comes de táper

  1. Planifica las comidas de la semana y prepáralas con antelación. Haz la planificación antes de ir a la compra, para tener todo lo necesario para preparar tus menús diarios.
  2. Es recomendable que incluyas legumbres 3-4 veces por semana, bien sea en plato de cuchara o en ensaladas.
  3. Para los principales, opta por las proteínas, ya sea de origen animal o vegetal, en cocciones saludables, a la plancha, guisadas o estofadas, completando el plato con una buena dosis de verdura y algo de cereal.
  4. Con los postres, no te compliques e incluye yogur natural o algún postre casero saludable, que hayas preparado previamente.

Incorpora nuevos hábitos alimentarios tanto dentro como fuera de casa para mantener una alimentación saludable que te aporte energía y bienestar.

Pin It on Pinterest

Share This