Seleccionar página

¿Conoces la importancia de la desconexión digital en el ámbito laboral?

La comunicación y cómo organizamos nuestras tareas ha mejorado sustancialmente gracias a la integración de herramientas digitales, al punto que vivimos en un mundo caracterizado por la hiperconexión.

Esta hiperconexión se convierte en un problema cuando no somos capaces de desconectar y tenemos menos momentos en los que los dispositivos digitales no forman parte activa de nuestro día a día.

En el ámbito laboral, los principales motivos para no desconectar son:

  • Sentir la obligación de contestar mensajes, correos electrónicos y llamadas telefónicas fuera del horario laboral
  • La exigencia del cargo
  • Los asuntos pendientes de resolver

La desconexión digital, un derecho laboral

En el artículo 88 de la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD) y en el artículo 18 de la Ley 10/2021 de teletrabajo y trabajo a distancia, se recoge el derecho a la desconexión digital como un derecho laboral de los empleados, incluidos los que trabajan a distancia.

Las empresas deben respetar el tiempo de descanso, permisos y vacaciones. Deben a su vez desarrollar políticas internas para cumplir con la desconexión digital, esto es el derecho a no conectarse a ningún dispositivo digital de carácter profesional durante sus periodos de descanso y vacaciones y a no contestar a las llamadas, mensajes, correos electrónicos, videollamadas o cualquier otro tipo de comunicación digital del ámbito laboral cuando están fuera del horario habitual de trabajo.

Beneficios de la desconexión digital

La necesidad de desconexión es real e imperativa en un mundo en el que la tecnología cada vez está más extendida.

Por parte de la empresa, fomentar la formación y concienciación de los empleados contribuirá a la construcción de organizaciones más productivas que favorezcan el bienestar laboral ya que, desconectar laboralmente, no sólo repercute directamente en la salud y el bienestar del trabajador, sino que también se traduce en una mayor productividad y en una mejora del ambiente laboral.

Conocer la importancia de desconectar, y hacerlo, ayuda al empleado a tener un mayor descanso, a cuidar su salud, contribuye a la prevención de enfermedades mentales, oculares y auditivas, y fomenta la conciliación de la vida laboral y personal.

Todo esto se traduce en un incremento de la felicidad de los empleados que incide positivamente en su trabajo, reportando a la empresa los siguientes beneficios:

  • Mejora de la motivación
  • Reducción de los niveles de ansiedad y estrés
  • Aumento de la productividad del empleado
  • Favorece la retención de talento
  • Reduce el absentismo

 Consejos para promover la desconexión digital

Estas son algunas de las acciones que puede llevar a cabo la empresa como medidas preventivas para el cuidado de la salud, ayudar al descanso y a la desconexión digital de los empleados:

  1. Establecer un control horario, para detectar los excesos de jornada, analizar las causas e implantar medidas para evitarlos.
  2. Limitar los horarios de las reuniones, poniendo en marcha planes de gestión del tiempo para evitar que éstas se alarguen más allá de la jornada laboral o plantear agendas cerradas para mantener el foco.
  3. Promover una cultura de eficiencia, transmitiendo a los empleados los riesgos que conlleva la falta de desconexión digital, tanto para su salud y bienestar como para el buen funcionamiento de la empresa.
  4. Evitar las llamadas y mensajes fuera del horario laboral, utilizando un mensaje de aviso automatizado cuando alguien quiere mandar un correo electrónico después del horario laboral.

La desconexión digital favorece la salud y el bienestar de los empleados, repercutiendo positivamente en la productividad y en la retención de talento de la empresa.

Pin It on Pinterest

Share This