La corriente social nos empuja hacia la consciencia para con el mundo en el que vivimos y queremos dejar y para con nosotros mismos. Como foco principal en esta búsqueda está la armonía y el bienestar.

Ninguna empresa debería escapar a este fenómeno social que estamos viviendo porque arriesga el buen talento interno y la atracción del buen talento externo, y esto, al final del día, se traduce en baja productividad o menos efectividad.

No es casual que todas las empresas que son Top Employers o Best Place to Work tengan dentro de su estrategia un programa para mejorar el Bienestar Corporativo de sus colaboradores. ¿Qué es esto del Bienestar? No es más que, ya que hemos de trabajar, hacerlo en un entorno y condiciones “saludables”, o mejor dicho, que no promuevan la enfermedad física y/o psíquica.

¿Qué beneficios tiene implementar un programa de Bienestar Corporativo? O, lo que es lo mismo, cuál es el ROI y KPI’s a identificar:

  • Reducción del absentismo: el último estudio de Randstad sobre esta materia sostiene que cada día casi 234.000 personas faltan a su puesto de trabajo: esas temidas bajas de 1 a 3 días. Fomentar hábitos saludables y un entorno adecuado está demostrado que mejora el sistema immune de las personas, lo que conlleva una reducción de este tipo de absentismo y del impacto que este tipo de ausencias causan en el resto de compañeros del departamento afectado.
  • Reducción del coste del Presentismo: entendido como aquel tiempo que el trabajador que no está comprometido pasa calentando la silla. No obstante, en Estados Unidos se habla de otro tipo de presentismo, el que tiene aquella persona que viene a trabajar con una condición de salud que le impide rendir al 100%.

         Cualquier patología puede mejorar si desde la empresa se fomentan               prácticas saludables en cuanto a management, conciliación,                               comunicación, conversaciones de valor…

  • Reducción del Impacto de la Rotación: si sumamos el salario del Recruiter que selecciona una y otra vez al mismo perfil , el impacto en productividad para la empresa de no tener cubierta esa vacante y el desgaste de los compañeros que han de asumir más carga para hacer frente a esa ausencia, el resultado es desmotivación y pérdida económica. Si quieres a los buenos, trátalos como tal.
  • Mejora del Employer Branding: muchas empresas caen en el error de creer no necesitar esa imagen de empleador estrella pero a éstos les propondría que le preguntaran a los recruiters qué sienten cuando después de hacer su trabajo de manera excelente, citan a la persona a entrevista y durante ese tiempo de llamada a visita, miran las redes y descubren malos comentarios y/o no descubren motivos que les hagan invertir su tiempo en atender una entrevista. El coste humano y económico de este proceso es incalculable. Un programa de Bienestar Corporativo puede actuar como elemento diferencial en la atracción del nuevo talento.

Como véis medir el ROI teniendo en cuenta días de ausencia y salarios medios puede ser fácil pero este tipo de programas necesitan un punto más allá. Ese punto es el VOI (Valor de la Inversión). Las empresas que deciden vivir su actividad en base a principios de bienestar, no atienden al KPI o ROI ya que eso es la consecuencia que consiguen de poner a sus colaboradores en el centro e  invertir en ellos; y esto, a la larga, es lo que garantiza la sostenibilidad en el tiempo.

En siguientes posts, hablaremos más en profundidad sobre el VOI.