¿Sabías que mala combinación de alimentos y la cantidad que ingerimos reducen nuestra energía?

Llega la época navideña y con ella las comidas copiosas acompañadas de bebidas gaseosas y/o alcohol. No es de extrañar que en Enero se produzcan todas las bajas por gastroenteritis y gripes ya que sometemos al cuerpo a un cambio radical de hábitos en una concentración de dos semanas.

En el marco de referencia de la empresa se organizan comidas o cenas con el fin de promover el espíritu navideño y de equipo así como comunicar las estrategias para el año que entra. No obstante, el cambio climático, la toxicidad de los alimentos y el movimiento que promueve el consumo de comida real nos mueven a replantear el evento navideño. Por este motivo, desde Capital Health os ofrecemos una serie de tips con el que cuidar y sorprender a vuestros empleados:

  • Respetar los horarios: adaptar los discursos de manera que permitan comer entre las 13-15hs y cenar entre las 19-21hs es cuidar la salud digestiva de nuestra gente. Recordemos que todo aquello que ingerimos más allá de las 20hs se acumula como grasa en el hígado y estresa a nuestro páncreas.
  • Ofrecer menú de comida real: ingredientes de proximidad así como evitar mezclar la proteína animal con carbohidratos que produce toxicidad a la hora de digerir dicha combinación.
  • Tener en cuenta el movimiento vegano y de respeto a los animales a la hora de confeccionar el menú. Es una realidad actual e ignorarla no debería ser una opción.
  • Barra libre por tiempo determinado: eliminar el alcohol es complejo ya que es una creencia social que en estas fechas hemos de brindar con cava o vino pero reducir su consumo de la parte de “a cargo de la empresa” es una acción sostenible y saludable para todos.
  • Elegir un buen lugar: el lugar que decidamos para celebrar nuestro evento navideño va a transmitir mucho sobre el momento en el que nos encontramos como organización, asegúrate que estén en coherencia.
  • Liberarlos del trabajo: sea comida o cena el hecho de no tener que volver al trabajo ni madrugar al día siguiente es importante para que las personas disfruten y desconecten.

Igual de importante es facilitar el acceso y la llegada al lugar donde celebremos el evento a TODOS por igual.

  • Promueve el espíritu navideño: promover un ambiente de respeto, compañerismo y diversión es el éxito de este tipo de iniciativas. Es beneficioso para nuestro estómago y porque al final lo único que queremos es desconectar y conocer desde otro lugar a aquellas personas que sólo vemos detrás de una pantalla la mayoría del tiempo.

Disfrutar de forma saludable es posible